Descarga la Guia Detox para Bajar de Peso
Tan Verde logo

Vivir Alcalino

Vivir Alcalino las bases de la alimentación alcalina


QUE ES SER ALCALINO. COMO SE LOGRA:

Ser alcalino es básicamente VIVIR BIEN, SALUDABLE, LIVIANO y con ENERGÍA. Para eso tenemos que empezar a consumir los alimentos que se consideran alcalinos. Ese consumo es el que nos llevará a los beneficios de este modo de vivir, de este ser alcalino; que se reduce al sentirse bien; mejora en el estado de ánimo, mejora en la energía, pérdida de peso, nos dejaremos de enfermar, reduciremos el stress, mejoraremos nuestra concentración, y mucho más.

En todos lados cuando preguntamos o buscamos por alcalinidad encontramos que su opuesto sería la acidificación. Existen alimentos ácidos por un lado y alcalinos por el otro. Esto se mide por grados. El grado de alcalinidad y de acidez se mide a través de una escala de pH (potencial de hidrógeno), mediante una escala del cero 0 (ácido extremo) hasta 14 (alcalino extremo), siendo el 7 el valor base o neutro.

Como regla general habría que comer un 80% de alimentos alcalinos y un 20% ácidos. Intercalar pero que en su mayoría predomine los alcalinos para lograr el nivel de PH adecuado.
Los valores pH entre 0 y 6.9 están considerados ácidos y los valores que van de 7 a 14 son propios de una base alcalina. Esos alimentos con una escala de pH de entre 7 a 14 serán siempre nuestro objetivo. Así lograremos consumir los alimentos alcalinos y, por tanto, alcalinizar nuestro cuerpo.

Pero la dieta alcalina, o mejor dicho el modo de vivir alcalino (así prefiero decirle yo, porque el "dieta" ya tiene una carga pesada y tiende a mezclarnos cuando aún no conocemos del tema) no supone tener que consumir únicamente alimentos de pH 7 para arriba, sino que lo ideal sería llegar a consumir diariamente un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de ácidos. Intentando siempre que los ácidos no sean los de Ph más bajo.

En medicina oriental (y en la dieta Macrobiótica también), lo ácido se clasifica como Yin y lo alcalino como Yang, siendo deseable la tendencia al equilibrio entre los extremos.

La clave de la alimentación alcalina consiste en aumentar la cantidad de alimentos o productos alcalinos y reducir el consumo de los alimentos o productos ácidos. Es fácil darse cuenta porque es tan beneficiosa para la salud, ya que intenta reducir al máximo los alimentos procesados, el azúcar y la cafeína y también reducir en la medida de lo posible las las proteínas animales, para eliminar “toxinas ácidas”; mientras que hay que sumar minerales alcalinos como el sodio, potasio, magnesio y calcio.

Para comenzar a alcalinizar nuestro cuerpo tenemos que empezar por consumir los alimentos fundamentales y necesarios. Pero no hay que fanatizarse y exigirse hacerlo al 100%. No digo que sea imposible. Posible es. Es difícil, y más en nuestro país, Uruguay, o en los vecinos, dónde recién estamos empezando a concientizarnos en la importancia de una alimentación saludable y al acceso a alimentos orgánicos y alcalinos. Existen mercados especializados y cada vez más, pero falta.

No podemos cambiar nuestra forma de alimentación de un día para el otro. Tampoco de un mes para el otro. Tiene que ser de a poco. Ir intentando incorporando los alimentos alcalinos fundamentales a nuestra dieta, a nuestro día a día. No se trata de dejar de comer de un día para el otro lo que ya comemos, sino incorporar alimentos alcalinos y empezar gradualmente a hacer sustituciones. Por ejemplo, si en nuestra dieta actual comemos una entrada pequeña de ensalada y pasta de plato principal, podemos invertir las cantidades de cada uno: comer una ensalada con un poco de pasta como acompañamiento.

La clave es agregar y modificar lo que ya comemos, sin cambiar todo abruptamente. Porque un cambio abrupto lo único que va a conseguir en nosotros es agotarnos, y en consecuencia volver a comer mal o peor, porque nos sentiríamos frustrados del fracaso y pensaríamos que es imposible cambiar, cuando no lo es. Lo único que hay que hacer es tomar conciencia de qué voy a comer, qué voy a darle a mi cuerpo, qué es lo que me va a brindar esa comida.


No es una tarea fácil ser conscientes. Menos en lo que comemos. La mayoría de la oferta alimenticia es ácida. En los supermercados, y más en los de nuestra región, casi no encontramos productos que no lo sean. Es fácil caer en la costumbre, en comer apurado, sin planificar – y planificar me refiero a pensar “bueno, ¿qué necesito, qué es lo q me va a hacer bien?”, que conlleva aprender de nuevos productos y por supuesto, la tarea de dónde conseguirlos. Una vez que nos acostumbramos y sabemos qué tenemos que buscar y dónde, ya es más fácil. De a poco nuestra casa se vuelve más alcalina, cada vez tenemos más productos alcalinos a mano, se vuelve algo del día a día, y de pronto nos es natural comernos una palta como snack en vez de agarrar unas papas fritas o un yogurt.

No está mal comerse un chivito, una milanesa, una pizza, ni lo que tengan ganas - realmente no está mal, pero no lo podemos hacer todos los días y es fácil entender por qué. Cuando estemos pensando qué queremos comer o incluso cuando nos lo preguntan, hay que pensar un paso más allá de qué queremos saborear… también hay que acordarnos de cómo nos queremos sentir. Piensen en el resultado, piensen en qué les va a aportar cada comida. Un chivito, de vez en cuando puede darnos alegría, bienestar y felicidad, porque teníamos realmente ganas de comerlo (¡ya fantaseábamos con él!) pero no puede ser nuestra base de todos los días porque además de alegría para vivir necesitamos nutrirnos, necesitamos vitaminas, minerales y agua, mucha agua, muchísima agua.

Cuando tomamos agua alcalina, un jugo verde o alcalino, nos sentiremos de otra forma: con energía, de buen humor, estamos livianos, y no solo es una sensación, sino que es un hecho porque vamos eliminando toxinas.
La clave está en ser conscientes de que cada alimento tiene una respuesta distinta. Por ejemplo, tomarnos un refresco, nos va a hinchar, nos va a dar un exceso de glucosa, y después del pico de azúcar viene la caída y nos sentimos pesados, y hasta nos puede dar sueño - porque nuestro cuerpo se agotó, se acidificó, y la acides termina en agotamiento, cansancio, fatiga, gordura, depresión, y lo peor, eso repetido terminará en enfermedad, y a lo larga incluso en cáncer.

Por eso es tan importante cuidarnos e ir haciendo un cambio.

Cuando tomamos agua alcalina, un jugo verde o alcalino, nos sentiremos de otra forma, con energía, de buen humor, estaremos livianos, y no solo es una sensación, sino que es un hecho, el agua alcalina y jugos alcalinos, hacen que nuestro cuerpo elimine toxinas, a lo largo de todo el día, nos limpia por dentro, y todo lo malo lo vamos eliminando por el pis, el sudor, entre otras cosas.

Sé que es difícil acostumbrarse a cambiar, y a optar por un jugo alcalino o agua en vez de una gaseosa. Pero se puede, y una vez que se pasa esa barrera y que se empieza a ser consciente, se naturaliza de la mejor manera, nos damos cuenta de lo que necesitamos naturalmente. El PH que necesitamos en el cuerpo para ser alcalinos lo podemos alcanzar principalmente con el consumo de agua alcalina y jugos verdes.

Lo esencial para sentirse bien, para sentirse con energía y con lo que llamo CON GANAS DE: de hacer, de querer, y si buscan adelgazar, o mantenerse en un peso ideal, es el consumo de AGUA, y esa agua, tiene que ser ALCALINA, no embotellada, no de la canilla, no mineral, porque el agua que venden en el súper no es el agua que necesitamos tomar. Hay distintas maneras de alcalinizar el agua, algunos medios más costosos o más complicados que otros.

El PH que necesitamos en el cuerpo para ser alcalinos lo podemos alcanzar principalmente con el consumo de jugos y agua alcalinos.
Los JUGOS VERDES son el otro punto esencial para alcalinizarnos rápidamente. Lo bueno de los jugos es que están hechos a base de los alimentos con mayor grado de alcalinización y cubren la mayoría de nuestros requerimientos diarios con un solo vaso. Son súper prácticos, y tomándolos sabemos que ya tenemos medio camino recorrido. Por su shock de propiedades, los jugos verdes en sus diferentes variantes tienen resultados diferentes. Todos van a alcalinizar, pero además pueden adaptarse a tus necesidades acorde a lo que estés buscando. Por ejemplo, nuestras variedades incluyen el Jugo Verde Energizante, para cuando se viene un día agitado, y el Jugo Verde Inmune para levantar las defensas - que es realmente mágico para los resfríos y dolor de garganta. Realmente vas a sentir los resultados. Además de nuestra agua y jugos, te recomiendo el consumo de vitaminas (ir variándolas es importante) y Omega 3, tanto suplementos como en la alimentación. Además del clásico salmón, una fuente excelente de Omega 3 son las semillas de chía. Estas semillas se pueden agregar en cualquier comida, literalmente, hasta en los jugos, ensaladas, pasta, pescado, realmente en todo. Se consiguen en todos lados y son muy sencillas de incorporar a tu forma de vida.

Después de agregar el consumo de agua alcalina, y jugos verdes, vitaminas, intenten comenzar a agregar a su dieta, en consumo de frutas y verduras, por sobre todo verduras. Las que no pueden faltar en una dieta alcalina son; espinaca, kale, apio, pepino, lechuga, repollo, palta, entre otras. Digamos los verdes. Empiecen a consumir y elegir en los supermercados todos los verdes. Pero también serán esenciales; cebolla, morrón, ajo, entre otros. Y fundamentalmente; EL LIMÓN. Será fundamental que agreguen a su dieta las legumbres; lentejas, garbanzos, porotos. Pueden empezar a cocinar alimentos sustituyendo la harina de trigo por otro tipo de harina, como la de garbanzo, avena, almendras, arroz, entre otras. La idea es ir variando, tampoco eliminar todo. Y recuerden que lo principal que tienen que hacer al cambiar su dieta es agregar y no quitar, no eliminar. Sino agregar. Y luego si podrán ir sustituyendo, modificando algunas recetas que ya tenían e ir probando nuevas. Sustituir los cereales de trigo, por los integrales, o por la avena, por el mijo, trigo sarraceno, entre otros.

Podrán comenzar a agregarle a sus comidas semillas (de chía, sésamo negro y blanco, girasol) y también los denominados SUPERFOODS. Algunos de los superalimentos de los que podrán beneficiarse en nuestros jugos y smoothies son; jengibre, espirulina, maca, bayas de goji. Como regla general habría que comer un 80% de alimentos alcalinos y un 20% ácidos. Intercalar pero que en su mayoría predomine los alcalinos para lograr el nivel de PH adecuado.

SOLO HAY UNA VERDADERA CAUSA DE ENFERMEDAD, LA ACIDIFICACION!!

"La dieta es la clave para Alcalinizar. Cuida el equilibrio del pH y podrás vivir sano y mucho más tiempo"

Si no comés de la forma correcta y equilibras el nivel de acidez-alcalinidad de tu cuerpo, nunca podrás estar realmente sano. La sociedad actual, con la manera de comer, está haciendo que sus órganos no funcionen correctamente llevándolos así a una ruptura completa, y haciéndolo llegar a más y más enfermedades.

Asociamos el cáncer y otras enfermedades en alza en la sociedad moderna a la simple suerte. Pero la verdad está detrás de los alimentos que comemos a diario, causando enormes cargas de toxinas y desechos que se acumulan en nuestro cuerpo día a día durante décadas.

"Cuando el pH esta fuera de equilibrio, el oxígeno desciende, las células respiran en un ambiente anaeróbico por fermentación, haciendo aumentar la acidez, el cáncer es el resultado de un ambiente ÁCIDO" - OTTO WARBURG, Premio Nobel de Medicina, 1932.


"Las células y los fluidos en la mayoría de los cuerpos de las personas son demasiado ácidos. Esto puede ocasionar problemas en nuestra salud. Ya que evita que el cuerpo neutralice y elimine las toxinas dañinas, dejándote más susceptible a la oxidación que daña la células de los radicales libres conduciendo a nuestro organismo al cáncer y otras enfermedades" - Dr. ROBERT ATKINS, Autor y experto en salud y dieta.






Estas necesitando ayuda para empezar a comer alcalino? Nuestro Plan Detox de 30 días es para ti!
Dejanos tus datos y enterate de más info + el próximo inicio!



Por Más Info & Inicios de Curso, dejanos tu info:

* campos obligatorios




Te va a llegar un correo pidiendo confirmación de tu e-mail; asegurate de hacer click en el link para quedar confirmada & quedar en la lista.
También te recomendamos agendarnos para que te lleguen todos nuestros correos (y no caigan en Promociones o peor... en Spam *ouch*). Nuestro correo es pedidos@tanverde.com




Testimonios

Testimonios de Plan Detox TanVerde de 30 dias Testimonios de Plan Detox TanVerde de 30 dias Testimonios de Plan Detox TanVerde de 30 dias



+ Contenidos

Lee más sobre la Dieta Alcalina y sus beneficios, todo lo que está por detrás de nuestros productos y lo que nos impulsa a ofrecerte un estándar de calidad que realmente marca una diferencia en tu vida.


Alimentos Alcalinos: 80% de tu alimentación para la salud y el peso que deseas

Superalimentos: todo lo que querías saber

El Jugo Verde y sus beneficios: qué son, su importancia, cómo y cuándo tomarlos

Vivir Alcalino: Qué es la dieta alcalina, consejos y sugerencias

Beneficios de los Smoothies: salud y belleza

Agua Alcalina: Qué es y cuánto tomar


PEDIDOS Y CONSULTAS : PEDIDOS@TANVERDE.COM